Aviso sobre nuestros seguros y servicios

Hemos detectado que la IP tu dispositivo no se encuentra en España. Te informamos de que no podemos ofrecer seguros ni servicios jurídicos fuera de la legislación española.

Todo lo que tienes que saber sobre familia y vivienda tras el coronavirus

vivienda-tras-coronavirus

El nuevo escenario que deja la actual crisis causada por la pandemia del coronavirus genera muchas dudas en diversos aspectos. En este artículo pasaremos a resolver las que están relacionadas con familia y vivienda. Sigue leyendo para dar respuesta a todas tus preguntas.

 

DAS - CTA - Boton - Claves alquilar vivienda

 

¿Qué debo hacer para acogerme a la moratoria bancaria de las hipotecas?

 

Primero de todo cumplir los cuatro requisitos necesarios para entender que somos una persona que se encuentra en situación de vulnerabilidad económica. Se tienen que cumplir todos, no es válido que se cumpla parcialmente. Son los siguientes:

 

  • Estar en paro o, en caso de ser empresario o profesional, sufrir una caída sustancial de sus ingresos o de sus ventas, entendiéndose como tal un descenso de, al menos, el 40%.
  • Los ingresos de la unidad familiar, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, no superen un determinado umbral: con carácter general, tres veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) mensual, aunque dependerá del número de hijos, personas mayores o discapacitados a su cargo.
  • La cuota hipotecaria, más gastos y suministros básicos, debe ser, al menos, el 35% de los ingresos netos que perciba el conjunto de los miembros de la unidad familiar.
  • Y que la unidad familiar sufra, como consecuencia de la emergencia sanitaria, una alteración significativa de sus circunstancias económicas en términos de esfuerzo de acceso a la vivienda. Bien que el esfuerzo que represente la carga hipotecaria sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos 1,3.

 

Si cumples los requisitos debes presentar la petición a tu banco con el formulario que facilitaran desde el momento que ha entrado en vigor el Decreto y lo tengan disponibles las entidades, hasta el plazo máximo de 15 días tras la finalización del estado de emergencia.

Para facilitar esta gestión y evitar desplazamientos a las sucursales, las entidades financieras están estableciendo procedimientos para que los deudores puedan solicitar la moratoria hipotecaria mediante canales digitales.

Por lo tanto, hay que contactar con tu entidad para conocer los medios de comunicación que están facilitando. Una vez presentada la documentación correspondiente, la entidad de crédito dispondrá de un plazo de quince días para implementar la moratoria.

 

¿Quién puede beneficiarse de la moratoria hipotecaria?

 

La moratoria de la deuda hipotecaria del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, inicialmente prevista para la vivienda habitual de las personas físicas se extiende ahora a dos nuevos colectivos: el de los autónomos, empresarios y profesionales respecto de los inmuebles afectos a su actividad económica, de un lado, y a las personas físicas que tengan arrendados inmuebles por los que no perciban la renta arrendaticia en aplicación de las medidas en favor de los arrendatarios como consecuencia del estado de alarma.

 

¿Cuántas mensualidades son posibles de la moratoria?

 

Se amplía el plazo de suspensión de la moratoria por 3 meses.

 

¿El resto de los créditos no hipotecarios también están afectados?

 

Con el objetivo de asegurar que los ciudadanos no queden excluidos del sistema financiero al no poder hacer frente temporalmente a sus obligaciones financieras como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19, de forma paralela a financiación hipotecaria de la vivienda, el real decreto-ley 11/2020 de 31 de Marzo, amplía el alcance de la moratoria a los créditos y préstamos no hipotecarios que mantengan las personas en situación de vulnerabilidad económica, incluyendo los créditos al consumo. Estas mismas medidas se aplicarán igualmente a los fiadores y avalistas del deudor principal en los que concurran las circunstancias señaladas para la moratoria hipotecaria.

 

 

DAS - CTA - Boton - Claves alquilar vivienda

 

 

¿En qué consiste el aplazamiento de alquiler para pymes y autónomos?

 

El arrendatario con un contrato de arrendamiento para uso distinto al de vivienda, que cumpla los requisitos previstos en el artículo 3 del Real Decreto, puede pedir un aplazamiento del pago de la renta durante el tiempo que dure el estado de alarma y hasta un máximo de 4 meses.

Las rentas aplazadas deberán devolverse de forma fraccionada en un plazo de dos años que empezarán a contarse a partir de la finalización del estado de alarma o del fin del plazo de los cuatro meses antes citado. Eso sí, siempre dentro del plazo de vigencia del contrato de arrendamiento o cualquier de sus prórrogas.

 

¿El arrendador está obligado a conceder el aplazamiento?

 

Los grandes tenedores tienen la obligación de conceder el aplazamiento, siempre y cuando no se hubiese alcanzado ya un acuerdo entre las partes, de moratoria o reducción de la renta.

Recordar que gran tenedor es la persona física o jurídica titular de más de diez inmuebles urbanos, excluyendo garajes y trasteros, o una superficie construida de más de 1.500 m2.

Los propietarios que no son grandes tenedores no tienen la obligación de conceder el aplazamiento.

 

¿En qué plazo puede el arrendatario solicitarlo?

 

El arrendatario puede solicitarlo en el plazo de 1 mes desde la entrada en vigor de este Real Decreto Ley. (hasta el 23 de mayo de 2020).

 

¿Y si el arrendador no es gran tenedor?

 

El Real Decreto prevé que el arrendador y el inquilino pueden acordar disponer la fianza para pagar total o parcialmente alguna mensualidad de la renta. En este caso el arrendatario deberá reponerla en el plazo de un año desde la celebración del acuerdo o en el plazo que reste de vigencia del contrato, en caso de que este plazo fuera inferior a un año.

 

¿Qué requisitos tienen que cumplir los arrendatarios para solicitar el aplazamiento?

 

Los autónomos deben cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar afiliado y en situación de alta en la fecha de la declaración del estado de alarma, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar o, en su caso, en una de las Mutualidades sustitutorias del RETA.
  • Que su actividad haya quedado suspendida debido a la entrada del estado de alarma.
  • En caso de que la actividad económica no se haya visto suspendida, como consecuencia del estado de alarma, el autónomo deberá acreditar la reducción de la facturación del mes natural anterior al que se solicita el aplazamiento en, al menos, un 75%, en relación con la factura media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes referido al año anterior.

Las pymes deben cumplir los siguientes requisitos:

  • No superar los límites establecidos en el artículo 257.1 del Real Decreto Legislativo 1/2010, de 2 de julio (Ley de Sociedades de Capital). Es decir, que el total de las partidas del activo de la pyme no supere durante dos ejercicios consecutivos los cuatro millones de euros, o que el importe neto de su cifra anual de negocios no supere los ocho millones de euros durante dos años consecutivos, o que el número medio de trabajadores durante el ejercicio no sea superior a 50.
  • Que la actividad haya quedado suspendida debido a la entrada en vigor del estado de alarma o por órdenes dictadas por la Autoridad competente.
  • En caso de que la actividad no se vea suspendida por el estado de alarma, la pyme deberá acreditar la reducción de su facturación del mes natural anterior al que se solicita la moratoria en, al menos un 75%, en relación con la facturación media mensual del trimestre al que pertenece dicho mes referido al año anterior.

 

¿Cómo se acreditan están requisitos?

 

El arrendatario acreditará que se encuentra en esta situación aportando al arrendador la siguiente documentación:

  • Si ha sufrido reducción de actividad deberá presentar una declaración responsable en la que, en base a la información contable y de ingresos y gastos, se haga constar la reducción de la facturación mensual en, al menos, un 75 por ciento, en relación con la facturación media mensual del mismo trimestre del año anterior.

En todo caso, cuando el arrendador lo requiera, el arrendatario tendrá que mostrar sus libros contables para acreditar la reducción de la actividad.

  • Si ha tenido que suspender actividad deberá acreditarlo mediante certificado expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma, en su caso, sobre la base de la declaración de cese de actividad declarada por el interesado.

 

¿Debo seguir pagando el colegio, universidad, comedor o extraescolares de mis hijos durante el tiempo que dure el confinamiento?

 

En lo que se refiere a colegios, academias de enseñanza, institutos y Universidades, todas las cuotas relacionadas con la enseñanza deberías continuar abonándolas hasta que finalice la situación.

El motivo es que aún debemos esperar para saber si se van a tomar medidas para prorrogar el curso docente más allá del calendario actual, y que puedas recuperar así las clases que hayas perdido durante el confinamiento.

En el caso de comedores escolares, transporte escolar y extraescolares, sí que podrías exigir la devolución de la parte proporcional de la cuota que no hayas disfrutado.

Aun así, y debido a la situación actual se pide prudencia y paciencia, por lo que te recomendamos seguir pagando las cuotas y una vez finalice la situación habrá que calcular realmente cuánto se te ha dejado de prestar el servicio para ver qué cantidades podrías llegar a exigir en el caso que el Gobierno no haya tomado alguna medida al respecto que de solución a estas cuestiones.

 

DAS - CTA - Boton - Ciberbullying

 

En caso de estar divorciado, ¿se mantiene el régimen de visitas del Convenio?

 

La publicación de las medidas sobre el Coronavirus ha creado cierta confusión sobre el régimen de visitas del Convenio, pero jurídicamente quedaría suspendido.

En el decreto aprobado por el Gobierno no consta expresamente que se permita seguir cumpliendo con las visitas de familias separadas. El decreto obliga a todas las personas al confinamiento domiciliario, sin distinción de familias respecto de las que no existen medidas judiciales, y de otras familias de las que sí, por estar los progenitores separados o divorciados.

El artículo 7.1.e del decreto (Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo) permite circular por la vía pública para la “asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables”. Esto no se refiere a disfrutar del derecho y alternancia de visitas, sino a cuestiones estrictamente necesarias, como puede ser llevar el menor al médico, o cubrir cualquier necesidad que por su importancia o premura no pueda demorarse en el tiempo.

Por lo tanto, no se han tenido en cuenta el derecho de visitas, y el menor debería pasar el tiempo de confinamiento con el familiar que lo tuviera al inicio de este, ya que la protección de la salud prima al derecho de visitas, y debe tratarse con sentido común y responsabilidad. Sólo podría intercambiarse al menor en caso de existir peligro de contagio en la residencia del progenitor en la que se encuentre.

Otros lectores también se han interesado por estos artículos:

¿Te ha sido útil este artículo?

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.