Aviso sobre nuestros seguros y servicios

Hemos detectado que la IP tu dispositivo no se encuentra en España. Te informamos de que no podemos ofrecer seguros ni servicios jurídicos fuera de la legislación española.

¿Cuáles son los requisitos para alquilar?

El alquiler de un piso es un proceso largo y tedioso, lleno de papeleo. Tanto como arrendatario o como arrendador, deberás presentar una serie de documentos que justifiquen la validez del contrato de alquiler. Desde DAS te explicamos los trámites y los certificados a presentar por ambas partes y ponemos a tu disposición nuestro seguro de impago de alquiler para estar presente en todo momento ante cualquier duda legal y apoyarte en cualquier conflicto que pueda surgir.

 

DAS - CTA - Boton - Claves alquilar vivienda

 

 

Documentos del propietario para alquilar una vivienda

 

Certificado energético de la vivienda o inmueble

 

La legislación vigente sobre el alquiler de viviendas, exige al propietario que se presente el Certificado de Eficiencia Energética. Con dicho documento, se indica la cantidad de CO2 que la vivienda a alquiler emite a la atmósfera.

 

Cuando se solicita, se mide el grado de contaminación y el propietario, recibirá una etiqueta con la letra de clasificación correspondiente. La clasificación va desde la A hasta la G, de viviendas más eficientes y sostenibles a las que menos. Esta etiqueta debe renovarse cada 10 años.

 

Cédula de habitabilidad

 

Este documento es el que certifica que la vivienda está en las condiciones salubres, higiénicas y de solidez suficientes para alquilar. Si se cumplen dichos mínimos, se considera que es habitable y, por tanto, que se puede arrendar. Asimismo, también se comprueba el equipamiento mínimo que debe tener como son el inodoro, la cocina, etc.

 

Este certificado se regula por Comunidades Autónomas y es necesario para dar de alta servicios como el agua, el gas y la luz.

 

Documentos que certifiquen la propiedad

 

Para la comprobación de que el arrendador es realmente el propietario de la vivienda a alquilar este, deberá aportar documentos justificativos de la propiedad. Dentro de dichos documentos se encuentra la escritura de la propiedad, que es el documento que autoriza un notario, con los requisitos establecidos por la ley sobre la propiedad de un inmueble.

 

Con la presentación de la escritura, deberá incluirse el DNI para verificar que los datos se corresponden y que todo está en orden.

 

Otra manera de acreditar que se es propietario es adjuntando las copias del último recibo del IBI y de las facturas de suministros básicos.

 

DAS - CTA - Boton - Claves alquilar vivienda

 

 

Documentos del inquilino para alquilar un piso

 

Documentación

 

En primer lugar, como en cualquier trámite jurídico-legal, es necesario que identificarse. El propietario debe conocer la identidad del inquilino a través de la presentación del DNI u otro documento acreditativo de la identidad del inquilino. En caso de que más de una persona vaya a vivir en el piso, se deberán presentar los documentos de identidad de cada una de ellas.

 

Fianza

 

En el momento en el que se firma el contrato, el propietario solicitará el ingreso de la fianza legal correspondiente. La cuantía a depositar coincide con el pago de una mensualidad. Esta fianza deberá de ser ingresada en el organismo pertinente ya que, depende del gobierno autónomo.

 

Recomendamos al inquilino que se asegure de que el propietario haya depositado la fianza en el organismo autonómico que le corresponde ya que, en caso contrario, se daría un ilícito administrativo no penal.

 

Aval (opcional)

 

No es obligatorio, pero existe la posibilidad de que el inquilino necesite un aval. En el contrato de aval aparece una tercera persona, que hace de garantía para el pago de una obligación, cuando el deudor no responda a los pagos. Es común que este aval corresponda al banco, que garantiza la disponibilidad de varias mensualidades en caso de impago, quedando la cantidad de dinero correspondiente, inmovilizada.

 

Para solicitar un aval bancario, se deberá acudir a la entidad financiera de la que el inquilino es cliente y el banco, estudiará la capacidad del mismo de cumplir su obligación principal.

 

Nóminas o última declaración del IRPF

 

A la hora de alquilar el inmueble lo habitual es que el propietario solicite garantías, como son las nóminas o bien, la última declaración del IRPF. Por lo general, los caseros e inmobiliarias piden las tres últimas nóminas para determinar si el arrendatario podrá afrontar el pago de la renta. No es un requisito exigible legalmente, pero es una práctica muy común dado que, en lo que a solvencia se refiere, no existen ni derechos ni obligaciones legales. Por tanto, estos documentos se emplearán como prueba de solvencia por parte del inquilino.

 

Al no estar regulado como tal, no tienes por qué enseñar esta documentación personal si no se quiere pero el propietario podrá decidir el no aceptarte por no presentarlos.

 

DAS – CTA de post – Claves para alquilar tu vivienda

Otros lectores también se han interesado por estos artículos:

¿Te ha sido útil este artículo?

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.