Denuncia por insultos y amenazas: ¿qué tener en cuenta?

denuncia por insultos

Actualmente el anonimato que permiten las redes sociales y la rápida difusión de la información, suponen que pueda haber casos de insultos y amenazas sin que se conozca al autor. En este post queremos hablarte de qué es un insulto, qué es una amenaza y de cómo hacer una denuncia por insultos y amenazas.ç

 

¿Qué dice el Código Penal?

En el Código Penal no se regula un delito específico de insultos, pero sí se regula el delito de injurias, dentro de los llamados delitos contra el honor.

La injuria supone una acción o expresión que lesiona la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación.

En el caso de injurias graves hechas con publicidad, se impondrá una pena de multa de 6 a 14 meses y, en otros casos, de 3 a 7 meses.

Para que se entienda que la injuria se ha realizado con publicidad de debe difundir por prensa, televisión, internet o un medio similar.

DAS - CTA - Boton - Ciberbullying

En el caso en que lo que se le impute a la otra persona sea un delito sabiendo que es una imputación falsa, estaremos ante una calumnia. La calumnia tiene una pena de prisión de 6 meses a 2 años o multa de 12 a 24 meses, si se realiza con publicidad y, si no hay publicidad, la multa será de 6 a 12 meses.

Por lo que se refiere a las amenazas, consisten en la exteriorización de la intención de producir un mal a una persona, a su familia o a otra persona cercana. La pena por el delito de amenazas es de 1 a 5 años de prisión si se ha exigido una cantidad o condición y de 6 meses a 2 años si no ha habido condición.

 

¿Qué tener en cuenta para una denuncia por insultos o amenazas?

Antes de presentar una denuncia por calumnias, insultos (injurias) o amenazas, es fundamental consultar con un abogado penalista que te asesore sobre las pruebas que se pueden aportar y los pasos a realizar.

Para probar lo que está ocurriendo puedes utilizar:

  • Grabaciones de audio, vídeo o fotografías de la situación. Siempre considerando la protección de la intimidad y de los datos personales.
  • Testigos. Puede que determinadas personas hayan presenciado los insultos y puedan testificar sobre ello.
  • Copias de mensajes. Pueden ser mensajes de WhatsApp o de otras aplicaciones o de correo electrónico.
  • Informes periciales médicos. Con los informes médicos es posible probar el daño que te producen las amenazas o los insultos.
  • Pantallazos de conversaciones. En algunos casos las amenazas o insultos se producen en conversaciones a través de las redes sociales o foros. En estos supuestos puedes hacer pantallazos y guardarlos como prueba.
  • Grabación de llamadas. Si recibes insultos o amenazas por teléfono puedes instalar una grabadora en tu móvil que grabe las llamadas. En este caso también es preciso consultar con un abogado para saber cómo hacerlo de forma que la prueba sea válida.

 

Con las pruebas que obtengas y según el consejo de tu abogado, puedes acudir a la policía e interponer una denuncia por insultos o amenazas o al juzgado para interponer una querella.

 

DAS - CTA de post - ¿Qué hago si mi hijo sufre ciberbullying?

Otros lectores también se han interesado por estos artículos:

¿Te ha sido útil este artículo?

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.