Las redes sociales están a la orden del día y quien más o quien menos tiene perfil en una o varias de ellas. Sin lugar a dudas una de las más populares es Facebook, pero el uso de los Social Media a veces tiene riesgos, ¿te has planteado qué ocurriría si alguien se apropiara de tu cuenta? ¿Se trataría de un delito de apropiación indebida?

El concepto de apropiación indebida

El delito apropiación indebida se comete, según el Código Penal, cuando alguien recibe de otra persona un determinado objeto con el compromiso de devolverlo y finalmente no hace esa devolución.

¿Quedarse la cuenta de Facebook de otra persona es un delito de apropiación indebida?

No, no lo es. En primer lugar porque una cuenta en una red social no es un cosa material y en segundo lugar porque la apropiación suele darse por parte de personas a las que el titular de la cuenta no ha dado voluntariamente su contraseña.

Cuando alguien se apropia de una cuenta en Facebook lo hace sin consentimiento del titular de dicha cuenta, utilizando técnicas como el espionaje o el robo de contraseñas para poder acceder al perfil.

En estos casos, no estaríamos ante un delito de apropiación indebida sino ante un caso de suplantación de identidad. Esto ocurre cuando una persona accede al perfil de Facebook de otra con el objetivo de hacerse pasar por ella y seguramente de perjudicarla en alguna forma. Ya sea accediendo a sus datos personales o haciendo publicaciones que puedan afectar al verdadero propietario de la cuenta.

¿Qué hacer si otra persona ha entrado en tu cuenta de Facebook?

Si sospechas o tienes constancia de que alguien ha accedido a tu perfil sin tu permiso, lo mejor es que cambies la contraseña. De hecho, para evitar este tipo de situaciones deberíamos cambiar nuestras contraseñas con asiduidad, eligiendo claves que sean seguras. Lo mejor es optar por una contraseña que contenga letras mayúsculas y minúsculas, números y algunos caracteres especiales.

En caso de que la otra persona haya cambiado la contraseña y te haya bloqueado el acceso a tu propia cuenta, lo mejor es que lo comuniques lo antes posible a Facebook a través de su sistema de ayuda. Para acceder a este apartado no es necesario que te identifiques como usuario, por lo que puedes denunciar el hecho aunque no puedas acceder a tu cuenta.

En caso de que la persona que ha accedido a tu cuenta comience a desarrollar conductas de ciberacoso, suplante tu identidad o realice cualquier otra actividad que te cause problemas a nivel personal o profesional, debes denunciar la situación ante Facebook. Si la conducta que está realizando quien se ha apropiado de tu cuenta es lo suficientemente grave, puedes denunciar los hechos ante Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.