Aviso sobre nuestros seguros y servicios

Hemos detectado que la IP tu dispositivo no se encuentra en España. Te informamos de que no podemos ofrecer seguros ni servicios jurídicos fuera de la legislación española.

Contrato de alquiler de vivienda: ¿Tu inquilino quiere resolverlo?

Contrato de alquiler de vivienda

Uno de los aspectos del contrato de alquiler de vivienda más importantes es la duración de contrato y puede ocurrir que tu inquilino se quiera marchar y resolver el contrato antes de tiempo. Es importante saber qué puedes hacer como propietario en estos casos y qué derechos tienes.

El plazo de duración del contrato de arrendamiento

La duración de un contrato de alquiler de vivienda puede ser pactada libremente por las partes, según establece la Ley de Arrendamientos Urbanos, pero si la duración que se pacta es inferior a 3 años, una vez que el contrato llegue a su fin se prorrogará por plazos anuales hasta que alcance una duración de 3 años.

 

DAS - CTA - Boton - Claves alquilar vivienda

 

Es posible que el arrendatario comunique al arrendador con 30 días de antelación respecto a la fecha de finalización del contrato que lo quiere resolver. Pero, ¿Qué ocurre si transcurre un año y medio de contrato y el inquilino se quiere ir? Lo vemos a continuación.

¿Qué hago si mi inquilino se quiere ir antes de tiempo?

En cuanto a las posibilidades que existen para el propietario, es necesario tener en cuenta dos momentos diferentes:

En el momento de firmar un contrato de arrendamiento de vivienda tendrás que valorar una serie de precauciones como las siguientes para estar prevenido en el caso de que tu inquilino se quiera marchar antes de tiempo:

  • Regular en una cláusula del contrato qué ocurrirá en ese caso. Es decir, si te tendrá que pagar una indemnización, o si tendrá que pagar por el tiempo que quede por cumplir, etc. Se tiene que tener en cuenta que dependiendo de lo que se pida, podría  tratarse de una cláusula abusiva y tenerse por no puesta.
  • Solicitar garantías. Además de la fianza legal que se suele destinar a cubrir los desperfectos de la vivienda, en el momento de firmar el contrato puedes solicitar garantías adicionales como un aval bancario o un depósito de efectivo. Estas garantías estarán para cubrir los supuestos de incumplimiento del contrato como la resolución antes de tiempo sólo si así se indica en el contrato. Se debe indicar expresamente para que se solicitan están garantías especiales.

Además, en base al citado artículo 11 en el contrato se puede establecer que en caso de desistimiento el inquilino indemnice al arrendador con una mensualidad de renta por cada año que se deje de cumplir o por cada parte proporcional.

Por lo tanto, si tu inquilino se quiere marchar y el contrato no ha finalizado su duración puedes seguir los siguientes pasos:

  • Consultar el contrato de arrendamiento y ver lo que habéis pactado para estos casos y si existen garantías adicionales.
  • Pedir el asesoramiento de un abogado especializado en vivienda para conocer su opinión legal, las opciones que existen y tus derechos como propietario.
  • Hablar con el inquilino para tratar de alcanzar un acuerdo y agotar la vía amistosa.
  • En el caso en que existe un incumplimiento y no sea posible alcanzar un acuerdo,  el último paso sería valorar junto con tu abogado el inicio de acciones legales contra el inquilino.

 

DAS – CTA de post – Claves para alquilar tu vivienda

Otros lectores también se han interesado por estos artículos:

¿Te ha sido útil este artículo?

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.