Aunque seas un conductor experimentado y lleves años conduciendo, pueden surgir imprevistos en la carretera, como el mal tiempo, una avería de un coche o el cruce de un animal por la carretera, que produzcan choques de coches en cadena. En estas situaciones es preciso que tomes una serie de precauciones relativas a la seguridad vial, a la atención de heridos sin los hay y a tu protección de cara a posibles reclamaciones de otros conductores.

El objetivo fundamental en los casos de choques de coches en cadena es reducir los riesgos una vez que ha ocurrido el accidente para evitar empeorar las consecuencias. El protocolo de actuación básico en estos supuestos se denomina protocolo PAS, que son las iniciales de las siguientes palabras: proteger, avisar y socorrer. Lo fundamental es que tomes conciencia de la situación y actúes con calma y seguridad.

Protección de las personas y del lugar del accidente

Tras sufrir el accidente o si lo presencias y te paras a socorrer a los accidentados, lo primero que deberás hacer es ponerte el chaleco reflectante de uso es obligatorio (en el caso en que no lo utilices podrían multarte). De esa forma serás mucho más visible frente a otros conductores. Una vez que te lo hayas puesto debes comprobar que puedes salir del coche sin peligro.

A continuación, deberás colocar los triángulos de emergencia en donde corresponda para señalizar el lugar del accidente y avisar a otros vehículos. El coche es aconsejable que permanezca fuera de la calzada y con los intermitentes encendidos.

Avisa a los servicios de emergencia

Antes de avisar a los servicios de emergencia fíjate bien dónde estás para que puedan localizar mejor el lugar del accidente. Puede que haya alguna señal en la carretera que indique un pueblo o una ciudad o una señal que indique la carretera y el punto kilométrico o algún punto de referencia como una gasolinera o un edificio o casa.

Presta auxilio a las personas heridas

Si hay algún herido grave será fundamental evitar moverlo para no agravar su situación y atenderle, en la medida de lo posible, con primeros auxilios. Es obligatorio socorrer a los heridos, te podrían poner una multa en caso contrario por omisión del deber de socorro. Si no tienes conocimientos médicos y al mover al herido le causas daños, podrían reclamarte por esos daños.

Los servicios de emergencia te pueden solicitar información sobre los posibles heridos que pueda haber para comprobar la gravedad y actuar lo antes posible.

Recaba datos de las circunstancias del accidente de choques de coches

De cara a los seguros en los casos de choques de coches en cadena es fundamental recabar datos sobre lo sucedido, para ello puedes hacer fotos de los coches y de la situación en la carretera y cumplimentar “in situ” la declaración amistosa de accidentes con los vehículos involucrados. Otra precaución recomendable es recopilar recabar los datos de los testigos del accidente para que puedan aportar información sobre lo sucedido.

Avisa a tu seguro

Adicionalmente a todo lo anterior es preciso que avises a tu seguro desde el lugar del accidente para informar de lo sucedido y que te asesore sobre las precauciones a tomar para proteger tu situación. El aviso al seguro se deberá realizar cuando te veas involucrado en el accidente, tanto si eres culpable como si no y tanto si has sufrido daños como si los ha sufrido otra persona. Es fundamental que hables con ellos cuanto antes para saber cómo actuar correctamente para el caso de que exista una posterior reclamación de daños, tanto personales como materiales, derivados del accidente.

Un seguro te puede prestar asistencia en el caso de que tengas cualquier duda legal relacionada con el accidente y te podrá asesorar en supuestos en los que sufras una lesión.