Inicio/Contratos, Impago/¿Qué es un avalista en un contrato de alquiler?

¿Qué es un avalista en un contrato de alquiler?

Publicado en: 30 marzo 22,

Modificado en: 13 septiembre 22

La solvencia de los inquilinos es un aspecto fundamental a la hora de decidir a quién arrendar una propiedad. Asegurar al máximo el pago de la renta y de otros gastos es imprescindible para los propietarios. En este sentido, una de las garantías que se emplean con más frecuencia es la inclusión de un avalista en el contrato. Te explicamos todos los detalles.

¿Qué es un avalista?

En un contrato de alquiler, un avalista es una persona física o jurídica que actúa como fiadora, es decir, que garantiza el cumplimiento de las obligaciones asumidas por el inquilino.

¿Qué es responsabilidad subsidiaria y solidaria?

Las responsabilidades del avalista se definen en el contrato de alquiler y pueden limitarse a una o varias de las obligaciones asumidas por el inquilino en el contrato. A mayores, también se pueden poner limitaciones a la cantidad de dinero de la que se hará cargo el avalista. Sin embargo, debemos destacar que lo más habitual es que, si en el contrato de arrendamiento no se dice lo contrario expresamente, el fiador garantiza el cumplimiento de la totalidad de las obligaciones del deudor arrendatario sin límite alguno.

Es recomendable establecer en un contrato de alquiler con avalista si la responsabilidad de este último será solidaria o subsidiaria:

  • Solidaria: el propietario puede reclamar la deuda al inquilino y al avalista indistintamente.
  • Subsidiaria: el propietario debe reclamar al arrendador y, en caso de que este no se haga cargo de los pagos o desperfectos, al avalista.

¿Qué pasa si hay más de un inquilino?

El avalista normalmente estará avalando a todos los inquilinos de un inmueble, a menos que en el contrato de alquiler se haya especificado lo contrario.  Es fundamental tener este aspecto en cuenta ya que el avalista puede creer que está avalando únicamente a una persona y que, cuando dicha persona abandone el inmueble, el aval deja de tener efecto. Sin embargo, el aval seguiría teniendo validez por contrato incluso si esa otra persona ya no reside allí.

También puede suceder que en un contrato conste más de un avalista. En estos casos, cada avalista se hará cargo de la parte correspondiente de la deuda que han contraído los inquilinos.

¿Qué se necesita para un aval de alquiler?

Aval bancario en España

En los casos en que el avalista es una entidad bancaria, el inquilino debe firmar la Póliza de Cobertura de Garantía Bancaria ante notario para que así pueda acudir a su banco y solicitar el estudio de solvencia y viabilidad.

Aval personal en España

Es cierto que un aval bancario parece más sencillo a primera vista, pero suelen ser menos comunes por sus costes. 

Una alternativa es el aval personal, en que una persona física o jurídica hace el papel del banco y garantiza que, en caso de impago por parte del arrendatario, el propietario va a recibir el valor del alquiler. 

¿Qué puede hacer el avalista en caso de impago de alquiler?

Básicamente, la función del avalista es asumir el pago de la deuda en caso de impago de alquiler. Si este tampoco puede hacer el pago, será incorporado en la lista de morosos e incluso puede llegar a ser embargado.

¿Cuándo se extingue un aval?

El aval se extingue cuando se termina el contrato de alquiler en caso de no haber dispuesto ningún plazo o cuando finaliza el plazo establecido para ello. Sin embargo, cabe tener presente que, si el inquilino decide prorrogar hasta los 5 años el alquiler en el caso de las personas física o hasta los 7 en el caso de las personas jurídicas y no se ha estipulado una fecha de finalización del aval, el avalista ejercerá como tal hasta que se finalice la prórroga.

En caso de que la prórroga sea voluntaria, es decir, superior a los 5 o 7 años en función el caso, el avalista no tendrá la obligación de continuar con el aval.

Como ves, un contrato con avalista comporta ciertas ventajas a la hora de asegurar los pagos que conlleva el alquiler de una propiedad. En DAS Seguros somos expertos en propietarios y buscamos aportar tranquilidad durante el proceso de alquiler. Por eso, hemos diseñado un seguro de impago de alquiler que tiene por objeto asegurarte el cobro de la renta y otros pagos en caso de que tu inquilino haya dejado de pagar. ¡Ponte en contacto con nosotros!

Comparte el artículo

Artículos relacionados