Inicio/Gastos, Ley/Inmueble alquilado: ¿los suministros van a nombre de quién?

Inmueble alquilado: ¿los suministros van a nombre de quién?

Publicado en: 20 diciembre 21,

Modificado en: 12 julio 22

Una de las dudas que surgen al alquilar un inmueble es a nombre de quien deben estar los suministros. En este artículo te explicamos por qué es recomendable poner los suministros a nombre del inquilino y qué hacer si éste no paga. ¡Sigue leyendo!

¿Quién debe pagar los suministros: arrendador o arrendatario?

A la hora de establecer un contrato de alquiler, el arrendador y el arrendatario deben llegar a un acuerdo para decidir quién se va a hacer cargo del pago de los suministros de agua, luz y gas. El propietario del inmueble puede elegir hacerse cargo él mismo o, por el contrario, preferir que sea el arrendador quien abone los importes de dichas facturas.

Sin embargo, incluso en el caso de que se determine que el inquilino se hará cargo de estos pagos, el propietario debe decidir quién será el titular de los suministros, si él mismo o el arrendatario.

¿Es recomendable poner los suministros a nombre del inquilino?

Si bien realizar el cambio de titularidad de los suministros puede ser una tarea tediosa, es recomendable que sea el propio inquilino quien figure como titular. La razón de ello es que, en caso de impago de suministros, la cuantía pendiente será reclamada a la persona cuyo nombre figure en las facturas. Es decir, si tú eres el titular de los suministros y tu inquilino no se encuentra al corriente de pago, será a ti a quien le realicen las reclamaciones por impago, a pesar de que el responsable del impago sea el arrendatario. Esto sucede porque es la obligación del titular asegurarse de que todos los pagos están al día.

¿Qué pasa si el inquilino no paga los suministros?

Cuando el inquilino ha dejado de pagar las facturas, puede suceder que las compañías de agua, luz y/o gas terminen por cortar el suministro y, en esos casos, éste no será restablecido hasta que se haya abonado la cuantía pendiente.

¿Qué puedo hacer si mi inquilino ha dejado de pagar los suministros?

Cuando un inquilino ha dejado de pagar las facturas, lo ideal es intentar abordar la situación por la vía del diálogo para intentar llegar a un entendimiento. En caso de no llegar a ningún acuerdo, el propietario puede interponer una demanda de desahucio por impago de suministros.

Sin embargo, hay que tener cuidado a la hora de proceder en estos casos, pues si el inquilino ha dejado de pagar los suministros y el propietario es el titular, éste será el encargado de seguir pagando a las suministradoras. Si el arrendador decide dejar de pagar la deuda y, debido a ello, la empresa encargada procede a cortar el suministro al inquilino, entonces el arrendatario podría interponer una denuncia al propietario por coaccionarlo para abandonar la vivienda o por dejar el inmueble inhabitable.

Si las facturas están a nombre del inquilino, el único responsable de pagar a las empresas suministradoras es el arrendatario.  Sin embargo, los suministros deberán darse de baja y luego de alta con el nombre del propietario una vez el inquilino haya abandonado la vivienda de forma voluntaria o lanzado por desahucio.

En DAS Seguros, contamos con un seguro de impago de alquiler que, además de protegerte en caso de que tu inquilino no pague la renta, también te ofrece otras coberturas adicionales, entre las que se encuentra la indemnización por impago de suministros. Si el arrendatario ha dejado de pagar las facturas, nosotros nos hacemos cargo de la deuda y gestionamos por ti el cambio de titularidad de los suministros.

Comparte el artículo

Artículos relacionados